Cuando nos disponemos a comprar un nuevo hogar, una de las cosas más importantes a tener en cuenta es la localización donde se encuentre ubicada nuestra nueva vivienda. Es de vital importancia que debemos estudiar y planificar bien antes de tomar ninguna decisión precipitada sobre la compra del inmueble, así que hemos considerado oportuno aportar algunos detalles que tendrás que tener en cuenta a la hora de decidirte por la compra de tu nueva vivienda.

5 sutiles detalles a tener en cuenta antes de ubicar tu residencia

  1. Precio de mercado: El coste de la vivienda en esa zona. No todos poseemos una economía resuelta, hay veces que debemos de luchar para llegar con holgura a final de mes, por ese motivo es vital que busques una zona residencial donde el coste del metro cuadrado se ajuste a tu bolsillo, de lo contrario, la hipoteca será una carga de por vida, muy difícil de llevar. En Goapis podrás ver diferentes tipos de vivienda que se ajusten a tu estilo de vida. El precio de la vivienda dependerá también del estilo de casa, no tendrá el mismo coste un loft a un ático o un chalet.
  2. Tranquilidad: Aléjate del bullicio, busca una vivienda situada en una zona que te ofrezca una tranquilidad necesaria para ti y para los tuyos, huye del ruido y disfruta de la paz que aporta vivir en zonas alejadas de los núcleos urbanos. Si prefieres vivir en una zona más céntrica, intenta buscar zonas rodeadas de parques, paseo marítimo que te de ese pequeño aporte de relajación a tu día a día. La aproximación al mar aporta paz a las personas que viven cerca de él, suelen tener mejor estado de ánimo e incluso incita a realizar deporte al aire libre.
  3. Servicios: Aunque seas joven y aún no estés pensando en ampliar la familia, debes de pensar en todo, ya que el tiempo pasa volando. Por ese motivo tienes que comparar los servicios que se ofrecen alrededor de tu nueva casa. La cercanía a los colegios, cines, polideportivos, piscina, supermercados, bancos,  centros de salud… Si tu zona está cercana a todo ello, te facilitará mucho tus rutinas básicas.
  4. Comunicación: Busca una zona bien comunicada con el resto de la ciudad, el transporte público llega a casi todas las zonas de la ciudad, no obstante hay zonas que están mucho más cubiertas. Comprueba que tienes cerca autobuses, trenes de cercanía… Aunque utilices el transporte privado con más regularidad, nunca sabrás cuando  vas a tener que necesitar el transporte público. Si eres una persona dedicada al mundo de los negocios y tienes la costumbre de realizar muchos viajes por trabajo, tener una casa cerca de un aeropuerto puede ser una gran comodidad.
  5. Entorno: Busca una zona bonita para la vista. La belleza es algo relativo, ya que depende de los ojos de la persona que mira, por eso debes de estudiar que parte de la ciudad te parece más hermosa. Te sentirás mucho más a gusto en una casa situada en un entorno que te guste y te haga sentir bien, ya sea cerca del mar, una zona cercana al campo o la montaña o bien un entorno urbanita.

Sin prisa pero sin pausa

Cuando la zona reúna los requisitos, que no se te escape.

Es bien sabido que la compra de una vivienda es una de las acciones que todos llevamos a cabo a lo largo de nuestra vida, al menos en una ocasión. Y como tal se trata de tomar decisiones en las que no podemos permitirnos el lujo de equivocarnos, por lo que siempre sugerimos es que la decisión se tome con calma. Como dice el dicho...

No por correr mucho, va a salir el sol antes

Sin embargo, una de las cosas que debes tener muy clara es que no puedes "dormirte en los laureles" una vez hayas localizado el lugar de residencia que reúna los puntos que comentábamos anteriormente, ya que, al igual que tú, otras personas también pueden encontrarse en el mismo punto del proceso de compra en el que estés tú, por lo tanto, si el inmueble es de tú agrado y reúne los requisitos marcados, ¡adelante! ve a por él y que no se te escape.